En Entrevistas

J.A Almunia/ Zaragoza.- Ramón Iglesias Castellarnau es Jefe de Servicio de Innovación y Transferencia Agroalimentaria en el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad. Iglesias es uno de los más “visibles” por los grupos operativos y de cooperación del Programa de Desarrollo Rural del Gobierno de Aragón. Uno de los apoyos importantes de los emprendedores que se han lanzado a esta aventura de participación en el programa rural, hoy en día, más importante a nivel europeo.

¿En qué medida hay que ofrecer herramientas a los grupos del PDR?

Eso es sin duda, una necesidad del sector. Si al sector no le ofreces herramientas, tiene que aguantar sus problemas y resolverlos el mismo. De estos grupos de cooperación y operativos, algunos saldrían igual, pero la mayoría, como cuestan mucho dinero no se podrían hacer, y eso sería un problema.

¿Cuál ha sido hasta el momento el nivel de ejecución?

En dos convocatorias, salvo dos renuncias, se han ejecutado todos. En la justificación de gasto se hace un esfuerzo brutal para lo complejo que es. Existe una necesidad imperiosa y la Unión Europea, con buen criterio, incluye la medida 16 (subvenciones a grupos de cooperación) en los PDR, relacionado con la  Asociación Europea de la Innovación (asociación que ha ideado la creación de los grupos).

¿Cómo se podrá conocer la acción de los grupos de cooperación?

Con una web donde estarán todos los grupos operativos de los 27 miembros, porque es una necesidad europea, no aragonesa en el conjunto. Eso ha dado pie a que la mayoría de Comunidades Autónomas no han puesto en marcha todos los grupos operativos, pero la intención entren la mayoría de ellas.

¿Si no existiera el PDR, habría que inventarlo?

Si no existiera el PDR sería imposible financiar estas lineas con recursos propios. Son muy limitados. Y cuando hay una aplicación de gasto ajustada como ahora, lo deseable es que sea financiado por el PDR.

#aragondesarrollorural

Recommended Posts

Escriba lo que desea buscar y pulse ENTER