En Noticias

La modernización de regadíos, una de las áreas a las que presta más atención el Programa de Desarrollo Rural de Aragón, protagonizó la jornada “PAC, Plan Nacional de Regadíos y diferencias territoriales en modernización de regadíos”, que tuvo lugar el 31 de octubre en Huesca. Organizada por Riegos del Alto Aragón, colaborador del PDR, la jornada contó con la presencia del consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona.

Olona destacó la apuesta del Gobierno de Aragón por la creación y modernización de regadío, que ayuda a los agricultores a multiplicar la producción, facilita la instalación de la agroindustria y, en consecuencia, del sector terciario que ofrece servicios a todo el entramado agroalimentario.

Olona señaló que los esfuerzos del Gobierno de Aragón se centran “en transformar el secano en regadío, terminado obras empezadas en las que se han invertido más de 150 millones”. Asimismo, considera que “el regadío es una de las mejores y más eficaces herramientas para mejorar la renta de los agricultores”.

El asentamiento de la población tiene una relación directa con el regadío en Aragón. Ejemplos claros del desarrollo en zonas de regadío que llevan décadas de funcionamiento son el canal de Aragón y Cataluña, Riegos del Alto Aragón en la zona media de la provincia de Huesca o el canal de Bardenas en las Cinco Villas. También, la huerta del eje del Ebro, del eje del Jalón o del Cinca. Por el contrario, se puede apreciar el grave problema de despoblación sufrido en las últimas décadas en zonas áridas que no han tenido la posibilidad de disponer de ninguna mancha de regadío que haya permitido una fijación mínima de la población en su territorio.

Por ello, el Gobierno de Aragón tiene programado en el horizonte 2023 destinar 199 millones de euros para la modernización y creación de regadío, de los cuales 103 millones se articulan a través del Programa de Desarrollo Rural (PDR) y los 96 restantes mediante fondos exclusivos del Gobierno de Aragón.

De esta forma, se destinarán 115 millones a la creación regadíos, que se traducirán en 25.000 nuevas hectáreas de regadío en las Zonas de Interés Nacional de Bardenas II, Monegros II, Cinca y Civán, así como en la zona del PEBEA y de carácter social en Sobrarbe, Bajo Cinca, Margen Derecha del Ebro y Cuenca del Júcar (Sarrión).

Además, un total de 84 millones de euros servirán para proseguir con la modernización integral del regadío aragonés de más de 30.000 hectáreas, en los próximos años.

En el trascurso de esta legislatura, el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad ha destinado 85 millones de euros a la modernización y creación de regadíos. De ellos, 48 millones para subvencionar obras de modernización de regadíos a través de dos convocatorias. La financiación de este ambicioso programa emprendido en la presente legislatura persigue mejorar la rentabilidad de las explotaciones, una mayor eficiencia en el uso del agua y la reducción de las afecciones ambientales del agrosistema productivo. Dentro de este marco de subvenciones Riegos del Alto Aragón percibe 26 millones de euros.

Asimismo, se ha puesto a disposición de las comunidades de regantes 37 millones para la creación de nuevos regadíos, a través de otra convocatoria. El objetivo es poder finalizar proyectos de creación de regadío que llevan décadas de espera, ya que quedaron paralizados a raíz de la crisis y la reducción de fondos públicos.

Recommended Posts

Escriba lo que desea buscar y pulse ENTER