En Entrevistas

JUAN JOSÉ y MERCHE

Panadería Repostería Longares (Calatayud y Alfamén)

Del horno salen unas tejas. No es la temporada, pero Juan José se ha levantado creativo y ha decidido que los clientes hoy puedan llevar a sus paladares este postre, más típico de la Navidad, en la comarca de Calatayud. Merche llega un poco más tarde, ha levantado a la tropa (sus tres hij@s), para que vayan al colegio. Ése es el día a día de unos emprendedores que han conseguido poner en marcha su sueño, modernizar una tradición repostera y panadera de Calatayud. LEADER.

Juan José ¿Cómo nace Panadería Longares?

Pues yo soy ya la segunda generación. Mis padres vinieron a Calatayud, procedentes de Alfamén, un pequeño pueblo de Zaragoza, en 1972, cuando yo tenía 3 años. Hace 9 años, mis padres se jubilaron y fue entonces cuando yo cogí el relevo.

Así que puede decirse que llevas toda tu vida en esto…pero, el salto industrial, supongo que lo has hecho tú, ¿no?

Sí, en efecto, este salto lo di yo hace un año. Teníamos un local pequeñito en el casco viejo de Calatayud. Llevábamos mucho tiempo mi mujer, Merche, y yo pensando en ello y, al final, vimos que había posibilidades y nos lanzamos.

¿Apasionante?

La verdad es que sí. Desde que tenía 17 años, siempre le insistía a mi padre, “vamos a montar una nave” y él siempre respondía, “cuando te lo quedes tú”. Y, ya ves, ese día llegó (risas).

¿Ha cambiado mucho desde que tú comenzaste?

Pues lo cierto es que nosotros seguimos empleando las mismas técnicas. Ha cambiado la maquinaria, se ha introducido la tecnología, pero lo que son los procesos de fabricación, yo sigo haciendo mi pan con masa madre, como me enseñó mi padre, los hornos son con solera de piedra refractaria…

Ayuda la tecnología, está claro, mejores máquinas, más modernas, más rápidas, mejores productos, pero yo sigo haciendo las mismas recetas que me enseñó mi madre, las mismas.

¿Tu inversión, ha significado, por ejemplo, crear empleo?

Pues sí, hemos creado otro puesto de trabajo  y ha sido una inversión de unos 450.000€. Formalizamos una hipoteca, para lo que nos ayudó mucho el Programa de Desarrollo Rural a través del grupo LEADER. La verdad es que nos facilitó mucho la tarea y ha merecido la pena, los trámites administrativos asustan un poco al principio, pero al final, nos llegó una buena ayuda.

¿Cuál es el objetivo a medio plazo?

Estamos abriendo la distribución a nivel nacional por Aragón, La Rioja, País Vasco, algo de Cataluña…y vamos ofreciendo algún producto.

¿Qué productos mueves fuera de lo que es el nivel local o comarcal?

Movemos todo productos artesanos.  Magdalenas hechas con aceite de oliva virgen, un hojaldre de margarina, que está teniendo mucho éxito, tortas de miel. En estos momentos, también estamos haciendo pruebas para sacar pastas de té.

Y hoy te ha dado por hacer tejas…

Sí, ya ves, un producto que es más típico de la Navidad, pero hoy la mañana pedía tejas (risas). Esta profesión es muy creativa y muy gratificante, porque incluso cuando haces lo mismo, nunca sale igual.

¿Cuál es tu sueño?

Ser feliz (risas)…trabajar, intentar dar trabajo a otras personas…es que a la vida no se le puede pedir más…tienes salud, trabajo, los tuyos están bien…

¿Habrá relevo generacional?

Lo veo difícil. Tengo tres hijos, la mayor, de 16 años, es muy buena estudiante y no creo que se dedique a esto…y mis gemelos, de 15, pues ya se irá viendo…tienen mucho por recorrer todavía.

Sí que es cierto que tengo conocidos en el gremio, cuyos hijos han estudiado fuera y después vuelven y aplican lo aprendido en su negocio…quién sabe…eso es algo que el tiempo dirá…

Recommended Posts

Escriba lo que desea buscar y pulse ENTER