En Entrevistas

Javier de pequeño quería ser piloto, pero pronto se dio cuenta de que ese sueño era inalcanzable, así que encaminó sus pasos a la formación en ingeniería. Los robots son su pasión, sueña con ellos y en la planta de programación de Call Robots, en Pinseque, ese sueño, sí se convierte en realidad. La ayuda de ocho mil euros del programa LEADER le permitió arrancar su proyecto. Hoy emplea a 11 personas de alta cualificación técnica y factura 3 millones de euros.

El sector del automóvil ha sido una oportunidad para nosotros. Hemos conseguido ofrecer nuestros servicios en un segmento en el que las grandes empresas no son competitivas. El secreto está en disponer de una red eficaz de proveedores en el desarrollo de cada uno de los proyectos.

Pero, ¿qué hacéis exactamente?

Programamos robots para la industria del automóvil. Explicado de forma fácil, les enseñamos a hacer lo que el cliente necesita en sus cadenas de producción. El robot es un componente que se compra en la tienda, pero el robot no sabe hacer nada. En Call Robots completamos esa formación en base a las necesidades del cliente. Si quiere que el robot sea carpintero, lo programamos para que vea si tiene un clavo, lo coja, lo coloque y lo clave en el lugar preciso… y así miles de veces con una precisión milimétrica.

¿Pero eso acabará con el empleo?

La implantación de robots solo es rentable en algunos procesos de fabricación en los que se trabaja a tres turnos y en industrias de alto volumen. Su inversión debe amortizarse en año y medio y el ser humano siempre estará supervisando y alimentando dichas tareas.

¿Y cómo se consigue hacer eso desde Pinseque?

Call Robots es un proyecto personal, fruto de la experiencia de años en empresas multinacionales y de una visión de negocio acertada.  Conseguir 3 millones de facturación cada año solo se consigue cumpliendo con los clientes. El cliente quiere una máquina que haga ciertas funciones y la quiere para una fecha concreta. De ello va a depender el lanzamiento de un nuevo modelo o un cambio en una cadena de producción de una gran industria automovilística. Y no se puede fallar.

¿Y encontrar el personal adecuado?

España es el octavo productor del mundo en coches y no encontrarás ningún lugar en el que les enseñen a los alumnos a programar un robot. En Call Robots, el equipo tiene unas aptitudes concretas que hemos formado y buscado, capaces de diseñar y construir las estructuras donde se integran los robots.

¿Superará la máquina al ser humano?

Nuestros robots no toman decisiones, simplemente hacen un trabajo rutinario en el que superan en eficacia al ser humano.

 

Más información: Call Robots

Recommended Posts

Escriba lo que desea buscar y pulse ENTER