En Entrevistas

Mebi-Root significa raíces, tradición, artesanía. Así reza en la página web de esta empresa dedicada a la confección de ropa de bebé en punto. Una conversación con Emma Bielsa-administradora-así lo revela. Raíces, tradición y artesanía que se exporta y que desde hace más de 40 años se realiza en Fabara (Zaragoza). Ahí siguen al frente Emma y José Manuel Bielsa, nietos e hijos de los fundadores.

-Tras las fortísimas crisis que han afectado a su sector, ustedes resisten desde Fabara.

-Nosotros-explica Emma- nos movemos en un sector muy artesanal que resulta difícil deslocalizar y el proceso de fabricación lo controlamos en su integridad. Todos se realiza en Fabara-hasta el diseño-en nuestras instalaciones y con ayuda de talleres auxiliares. En el pueblo existe una larga tradición artesanal en género de punto y es ahí donde nos gusta estar y lo que nos aporta competitividad. Además, ser una empresa pequeña nos permite flexibilidad en los momentos de incertidumbre.

-De pueblo y vocación exportadora.

-Nuestros principales mercados se sitúan en España, Inglaterra e Italia. Exportamos desde hace unos 10 años. Buscamos nichos en los que podamos competir en calidad y diseño diferenciado. Por ejemplo, en Méjico les encanta la moda infantil española y la conocen bien.

-¿Cómo afrontan el Brexit?

-Con miedo, ya lo notamos en las variaciones de las divisas y en la inquietud de algunos clientes. A nosotros, a todo el sector exterior, los cambios políticos nos afectan directamente porque se reflejan en el comercio. Le contaré que hace unos años realizamos unos primeros contactos para entrar en el mercado ruso ¡y marchaban bien, la verdad!, pero empezaron los conflictos con Ucrania y aquello se acabó.

-Una empresa familiar con 15 trabajadores.

-La fundaron mis abuelos maternos y mi madre, más tarde se incorporó también mi padre con la llegada de máquinas tricotosas industriales Y recuerdo mi niñez, junto a mis hermanos, vivirla en el taller. Siempre hemos tenido muy presente la empresa en nuestra familia.

En cuanto al personal hay trabajadores que llevan con nosotros más de 30 años y suponen un valor extraordinario. Nos sentimos muy orgullosos de nuestra plantilla porque formamos un gran equipo. Como resulta complicado encontrar técnicos cualificados para las nuevas maquinarias industriales optamos por contratar a gente joven de la zona y formarla nosotros.

-Usted, pasa temporadas fuera de España.

-Eso lo permite la tecnología. Como la última gran apuesta de MEBI que ha sido cambiar todo el sistema informático. Llevamos un año de esfuerzo, de dedicación al programa que implica formar a las personas. Con una buena conexión a Internet las posibilidades se multiplican.

-Han recurrido varias veces a las ayudas LEADER del Programa de Desarrollo Rural que gestionan en la oficina de Cedemar en Caspe.

– Considero una suerte que esto funcione dentro de un territorio pequeño como es una comarca. Que puedas gestionarlo en el pueblo de al lado donde conocen tu realidad y saben de qué hablas y no en una anónima oficina en Zaragoza capital.

-¿Cuánto pesan las ayudas a la hora de realizar una inversión?

-Un empresario no decide invertir basándose en una subvención sino en el beneficio futuro que prevé que generará la inversión. Sin embargo, este apoyo-como el LEADER- nos ayuda a ir más desahogados y tranquilos.

-Dígame, usted que viaja y se mueve por otros países. ¿Cómo ve el futuro de los pueblos?

-Yo-con sinceridad- soy optimista y espero y me encantaría que fueran a más. Y lo estoy viendo con este programa informático que me permite trabajar a distancia. Cada vez crece más la tendencia del `homeoffice´ y esto le beneficia a los pueblos por la calidad de vida que ofrecen.

 

 

Recommended Posts

Escriba lo que desea buscar y pulse ENTER