En Entrevistas

 

Alfamén, 1.466 habitantes, Campo de Cariñena, pueblo agrícola y para sorpresa de muchos con artísticos y sorprendentes murales en sus fachadas. En Alfamén se cultivan leñosos, frutales y en unos meses la comunidad de regantes Dehesa de Liar y Carboniel proveerá a sus campos de agua de su depuradora. Jesús Sánchez Redondo preside la comunidad de regantes.

-El riego por pozos tiene los días contados.

-Nos encontramos en una zona de gran carencia de agua y eso nos obliga a innovar. Así que vamos a instalar un sistema que nos permita aprovechar las aguas salientes de la estación depuradora de Alfamén para regar. Hay que tener en cuenta que Alfamén carece de salida natural para las aguas de la depuradora, no hay río al que verter. De tal manera que, este caudal, se depositaba en una finca.

-Bastante novedoso para Aragón.

-La situación lo exige. Hace 15 años que modernizamos nuestras explotaciones con riego por goteo, pero el agua resulta siempre un bien escaso. Además, a las futuras generaciones hay que dejarles un medio de vida y no la ruina. Con la puesta en marcha de estos proyectos, al asegurar el agua para la época de riego, estamos animando a que haya relevo generacional y, aquí, hay jóvenes interesados en continuar.

-¿De cuántas hectáreas estamos hablando?

-Se beneficiarán 180 agricultores y 300 has. Para una población como la nuestra supone un fuerte impacto, significa  facturar 2 millones de euros a no facturar nada. No podemos olvidar que los leñosos, vid, almendro, reparten  muchos sueldos.

-Van a comenzar las obras en breve.

-Espero que en semanas porque para mayo de 2020 ya tenemos que estar regando de este modo. El proyecto incluye la puesta en marcha de una estación de bombeo desde donde se impulsará el agua residual hasta la nueva balsa construida de 60 mil m3 . La subvención del Programa de Desarrollo Rural para modernización de regadíos llega al 30 % , el resto lo pone el agricultor.

– Y, ¿sirve el agua de la depuradora directamente para regar?

-La vamos a someter a un sistema de regeneración y de filtrados para hacerla más adecuada a las necesidades agrícolas.

-¿Cómo han sido los trámites?

-Demasiado largos… Llevamos ocho años. Ya presentamos un proyecto a la Consejería que se desestimó y no sabemos muy bien los motivos… en aquella época la Unión Europea nos daba más del 60% en ayudas. Ahora, recibimos el 30% pero lo tenemos claro, al final hay que seguir: o haces cosas o te paras.

Recommended Posts

Escriba lo que desea buscar y pulse ENTER