En Entrevistas

 

Juan Luis Condon a la izquierda en la firma del convenio con ISFES / Fuente: ISFES

Juan Luis Condon Caballero es el vicepresidente de la Comunidad de Regantes de Sediles y el alcalde de esta localidad zaragozana. Ambas organizaciones han colaborado, cada una desde su ámbito, para llevar a cabo la modernización en el sistema de regadío, la cual viene siendo valorada desde hace años. 

 

¿En qué ha consistido la obra?

Dividimos la extensión que comprende la Comunidad de Regantes de Sediles en dos zonas. La obra del último proyecto ha consistido en cambiar el método de riego en 17 hectáreas, pasando de regar a manta por acequias a regar con un riego a presión a demanda del agricultor, para que puedan regar cuando él quiera.

 

El agricultor gana autonomía.

El beneficio es grande. Por un lado, económico, porque consigues consumir mucha menos agua, con lo cual pagas menos metros cúbicos, además ahorras tiempo, porque te permite regar por las noches mientras tú estás descansando y al día siguiente hacer otras labores, y también se ha visto un beneficio grande en cuanto a la seguridad de la cosecha. A raíz de cambiar de riego a manta a riego a presión por goteros, las cosechas grandes se han vuelto más regulares. Por ejemplo, aquí lo que más se riega son olivos que son «veceros», es decir, que un año tienen más cosecha y otro muy poca. El resultado con el cambio en el sistema de regadío es que ahora son mucho más regulares, los años que tienen poca cosecha son mínimos ya.

 

También es un sistema más sostenible al controlar mejor el regadío.

Efectivamente, con mucha menos cantidad de agua se puede regar más superficie. Antes, cuando no había agua suficiente, con el manantial tenías que echar un pozo de riego, lo que suponía poner el motor de gasoil muchísimas más veces, consumiendo mucho más gasoil y agua. Ahora, con muchas menos puestas en marcha del motor de bombeo, es suficiente para regar todos los campos, incluso más campos que antes, porque al modernizar este regadío se han replantado y se han vuelto a trabajar parcelas que se habían abandonado.

 

¿Este tipo de obra supone mucho gasto?

Nuestra comunidad de regantes es una de las más pequeñas, entonces la cantidad no ha sido muy elevada si lo comparamos con los grandes sistemas de riego como el de Los Monegros. En nuestro caso, hemos estado en torno a los 100.000 euros. 

 

¿Las ayudas para la financiación de la modernización de regadíos son claves en estos proyectos?

Sí.

Tú tienes la idea de poner la obra en marcha, pero sin las ayudas te lo piensas mucho y todas las veces que se ha intentado ha terminado por desestimarse. Las subvenciones del Gobierno de Aragón para la puesta en marcha de nuevos regadíos, ha sido un punto de inflexión clarísimo para que se realizara la obra. Además, ha contado con el apoyo del ayuntamiento y la unión de ambas fuerzas, la del ayuntamiento con el Gobierno de Aragón y la de la comunidad de regantes, ha sido clave para llevar a cabo la modernización de nuestro regadío.

 

¿Esta mejora en el sistema de regadío puede incentivar la incorporación de nuevos agricultores al campo?

Indiscutiblemente sí.

Incluso hemos visto que localidades vecinas se han interesado por el sistema de riego. Algunas ya han solicitado subvenciones y sabemos que están llevando a cabo sus proyectos. Esto es significativo, porque la comarca de Calatayud no tiene un terreno idóneo para grandes extensiones de fincas para poner regadíos, pero sí que se ha visto que gracias a estos nuevos sistemas se amplía la zona y se garantizan mejores cosechas y, en una localidad tan pequeña como la de Sediles, de apenas 100 habitantes, han aumentado las parcelas de cultivo para cerezos, almendros y, sobre todo, para olivo.  

Recommended Posts

Escriba lo que desea buscar y pulse ENTER