En Entrevistas

El consejero, Joaquín Olona, a la izquierda y, en el centro, José Manuel Santacreu en la inauguración de la modernización

José Manuel Santacreu es el presidente de la Comunidad de Regantes Derecha del Sosa, a cuya comunidad se le concedió en 2016 una subvención de la DGA, para la realización de su proyecto en modernización de regadíos contemplado en el Programa de Desarrollo Rural 2014-2020. La mejora ha beneficiado a los municipios de la Almunia de San Juan y Monzón.

¿Qué mejora se ha realizado?

Una obra para instalar el riego a presión en todas las fincas de la comunidad, para construir unos embalses, desplegar una red de tuberías para llegar a todas las fincas y, como parte de las fincas necesitan energía para llegar a una presión mínima para regar, trabajamos también en una instalación fotovoltaica, para abastecer parte de la energía que gastamos con la energía solar.

¿Los embalses son necesarios para el riego a presión o tenían una necesidad ya previa?

Necesitamos los embalses porque así están construidos en una zona donde la altura da para poder regar por presión natural y, en otros sitios, para que el riego pueda llegar a las zonas donde tienen que bombear. 

Entonces ahora pueden regar en zonas donde antes no se llegaba…

Efectivamente, un embalse tiene por objetivo facilitar el riego por presión natural y, el otro, llegar a las zonas donde no alcanzaba el agua. 

¿Por qué es importante invertir en la modernización de regadíos?

Es muy importante, porque para el desarrollo de la zona es fundamental. Un riego a manta viene de infraestructuras de más de 100 años, las cuales están francamente obsoletas. Los rendimientos que se obtienen no son comparables a los que se obtienen con el riego por aspersión. Está comprobado también que las zonas donde se han instalado riegos por aspersión consiguen una dinamización de la zona por la creación de empresas vinculadas a la agricultura, lo cual es fundamental para las localidades.

En consecuencia, invertir en regadíos es invertir en la localidad.

Efectivamente, y ser competitivos, porque si no, los agricultores no podemos competir con un riego a manta cuando todos nuestros vecinos ya se han volcado en el riego por aspersión. 

La obra ha sido subvencionada en un 50%, ¿considera que esta ayuda es determinante para llevar a cabo estas acciones?

Determinante no lo sé, porque los agricultores teníamos ya una necesidad imperiosa de realizar estas obras. Pero, desde luego, es muy importante, económicamente, nos ayuda mucho que la mitad la haya aportado la DGA, ya que nos permite amortizar mucho más rápido y con unas cuotas mucho más cómodas. 

¿Consideran que el compromiso de la DGA es suficiente o harían falta más ayudas?

Nosotros estamos muy satisfechos con la aportación de la DGA, tanto en el seguimiento como en la realización de las obras. Sí que nos gustaría, como agricultores, que esto -que ha servido en los riegos- sirviera en otros aspectos, como en ayudas para crear empresas que dinamicen el sector. 

Recommended Posts

Escriba lo que desea buscar y pulse ENTER