En Entrevistas

José Antonio Martínez / Fuente: Adefo

José Antonio Martínez preside el Grupo de Acción Local de la Comarca de las Cinco Villas con una gran veteranía y sabiduría sobre el territorio, sus necesidades y las estrategias más eficaces. Por ello, considera las ayudas Leader cruciales para poder impulsar proyectos que dinamicen el territorio y pongan freno a la despoblación.

¿Qué balance hace del actual periodo del Programa de Desarrollo Rural?

El balance es positivo pese a los continuos cambios y recortes que ha habido a lo largo de su ejecución.  Ha sido positivo por el trabajo realizado por los Grupos, en el apoyo a los emprendedores, ayudándoles y acompañándoles en un proceso que resulta farragoso por el exceso de burocracia.

Considero que los Grupos de Acción Local hemos reaccionado ejemplarmente ante el cambio de modelo a convocatorias anuales publicadas por el Gobierno de Aragón. Este método que puede resultar más organizado e incluso más cómodo para los GAL resta agilidad y alarga los plazos multiplicando los trámites y restando tiempo para las labores de dinamización y animación.

Hecho de menos que podamos promover proyectos propios, derivados de las necesidades detectadas durante el diseño de la Estrategia de Desarrollo Participativa Leader, que otras entidades o empresas del territorio no acometen. Ello supone una dificultad añadida a la hora de conseguir los objetivos marcados para el territorio. Esto, junto al exiguo presupuesto en gastos de explotación y animación, limita muchísimo las potencialidades de los GAL. 

¿Qué ha significado para su grupo?

Para Adefo ha sido una continuidad al trabajo que se venía realizando con empresas y entidades públicas y privadas del territorio, consolidando también iniciativas como Pon Aragón en tu mesa y otros proyectos de cooperación como Pueblos vivos pero con un reto: ir adaptándonos a los objetivos y demandas de nuestros emprendedores dentro de la normativa de desarrollo rural, algo no siempre es posible, de modo que hemos puesto en marcha otros servicios complementarios para poder atender mejor sus demandas.

¿En qué han incidido fundamentalmente dichos fondos?

Han servido para apoyar proyectos de servicios a la población, residencias de la tercera edad, asociaciones de disminuidos psíquicos, transformación de productos agroganaderos, rehabilitación de viviendas municipales para nuevos pobladores, apoyo a pequeños empresarios para innovar y renovarse en un mercado tan competitivo como el actual…, y también para iniciar nuevos modos de colaboración en el territorio (mediante los proyectos de cooperación entre particulares) y con otros territorios (a través de los proyectos de cooperación entre Grupos de Acción Local), mejorando la organización interna y creando nuevos modelos de trabajo que mejoran y refuerzan los lazos entre personas, empresas e instituciones. 

¿Qué proyectos destaca?

Todos contribuyen a mejorar nuestra comarca, en el ámbito empresarial destacaría la creación de nuevas empresas, los proyectos puestos en marcha por gente joven que cree en su tierra y sus posibilidades. Hay pequeños proyectos agroalimentarios, turísticos y de servicios.

En nuestra comarca son muy importantes también aquellos que refuerzan la especialización del territorio en el tema agro: transformación agroalimentaria, servicios, industria de fabricación y venta de componentes, incluso construcción especializada.

En el ámbito más social, son fundamentales aquellos que mejoran la calidad de vida de las personas vulnerables, como mejoras en residencias o centros para discapacitados. 

Por último, los proyectos de cooperación son especialmente importantes porque si no fuera por Leader no existirían.

¿Por qué son importantes las ayudas Leader para la comarca?

Porque juegan un papel fundamental en el desarrollo de una comarca muy extensa y afectada por una fuerte despoblación. Por lo tanto, el apoyo a nuevos emprendedores y proyectos es determinante social y económicamente. El impacto en pequeños espacios de cualquier iniciativa es muy alto y creo, sinceramente, que muchas de estas iniciativas no podrían presentarse si no fuera por el apoyo y acompañamiento personal en el proceso de los Grupos de Acción Local. Y nuestras líneas de colaboración con la comarca de Cinco Villas han sido muy relevantes hasta la fecha.

 

¿Cómo ha afectado la pandemia?

La pandemia y el confinamiento supusieron un choque emocional por el cambio en el modo de atender a los usuarios de Adefo, que siempre nos ha gustado que sea muy cercano,y, sobre todo, el cambio en sus demandas y necesidades inmediatas.

Tras este primer impacto reaccionamos lo antes que pudimos resultando la organización del trabajo no presencial relativamente sencilla ya que el equipo técnico trabajaba habitualmente en remoto a través de un servidor compartido. Aun así hubo que reenfocar muchos proyectos. Pusimos en marcha un plan de choque para ayudar a las empresas a minimizar los daños con el programa Contigo, consistente en seminarios web y consultorías personalizadas gratuitas en temas como en estrategia e innovación, finanzas, marca, marketing y coaching.

Desgraciadamente, para muchas pequeñas empresas ha supuesto un fuerte impacto en sus expectativas y han tenido que renunciar a proyectos que iban a poner en marcha. Pero estoy convencido de que saldremos reforzados. De hecho, si sabemos aprovecharlo, puede suponer un revulsivo para el medio rural

¿Qué mejoraría en el próximo periodo?

Lo primero sería fortalecer la confianza y reforzar el trabajo coordinado, no solo en control sino en estrategia, entre el Departamento de Agricultura y los Grupos de Acción Local. Habría que limitar al máximo la burocracia accesoria, que en ocasiones no mejora el buen control y gasto del dinero público sino que supone una merma para la capacidad de acción del programa Leader.

Además, debemos conocer cuál va a ser el compromiso presupuestario del Gobierno de Aragón con el programa Leader. Europa establece siempre mínimos de cofinanciación que pueden ser incrementados por los organismos regionales. Lo que no tiene sentido es diseñar un programa con un presupuesto ficticio como ha sucedido en este período.

Todos tenemos que hacer un esfuerzo en entendernos y reforzarnos mutuamente. El medio rural es diverso económica, social y culturalmente. El sector primario es fundamental pero si queremos que haya vida y población en el medio rural, lo más eficaz es que nuestro apoyo sea integral, a todos los sectores, a todos los colectivos y con el máximo de herramientas. Y, entre ellas, una fundamental es la dinamización en el territorio y la puesta en marcha, de forma subsidiaria, de proyectos que nos permitan acercarnos a los objetivos que colectivamente hemos diseñado. 

Finalmente, nos deben permitir ser aquello que justifica nuestra existencia: agentes dinamizadores, movilizadores del cambio y la innovación para garantizar el futuro sostenible de nuestros pueblos, no ser solo gestores de subvenciones. Ésta es la esencia de Leader y seguimos creyendo en ella.

Recommended Posts

Escriba lo que desea buscar y pulse ENTER