En Entrevistas

En Aragón se cría un cordero de gran calidad y eso se lo debemos a nuestros ganaderos.  Ganaderos de tradición como Conchita Royo, que se ha quedado a vivir en Vivel del Río (Cuencas Mineras). Vivel se sitúa a 970 metros de altitud y esta mujer se ha hecho cargo y ha ampliado la explotación ganadera de su familia. Ella, feliz con sus ovejas y su padre, feliz de ver cómo su hija ha querido continuar con este oficio.

-Usted vivió antes en Zaragoza…

-Sí, pero mi padre se jubilaba, yo estaba en el paro y me gustan las ovejas y el pueblo. Ha sido un paso natural.

-¿No le falta ambiente en Vivel después de su paso por la capital de Aragón?

-En absoluto. Uno se acostumbra a que no haya ruido. Se agradece estar tranquila. Las ovejas enganchan, se establece una relación y luego está el hecho de no trabajar encerrada. Siempre hay jaleo, movimiento.

-Pero no vacaciones…

-Este oficio te ha de gustar porque exige gran dedicación. Por ejemplo, el porcino resulta más sencillo de gestionar porque se encuentra más mecanizado. No así el ovino.

-¿Qué supusieron las ayudas para establecerse como joven agricultura?

-Un impulso fundamental. Los requisitos son exigentes pero si los cumples, yo no encontré ninguna traba. En mi caso adapté la nave para pasar de 450 ovejas en semiextensivo a 800 en extensivo. Aunque está claro que partir de cero… imposible. Hay que apoyar el relevo generacional.

-Pero agricultores y ganaderos se quejan de la rentabilidad del negocio y sin negocio no hay futuro

-Cierto, existe una gran incertidumbre por ello es necesario el apoyo de las instituciones, para que no se pierda un sector fundamental, que además de ser esencial crea puestos de trabajo, más allá del titular de la explotación, dando vida a los pueblo.

-¿Cómo les está afectando la pandemia del covid-19?

-Resulta complicado mantener una explotación. Durante el confinamiento muchos ganaderos vendieron sin saber qué iban a cobrar por sus animales porque había que sacarse el cordero. Nosotros no podemos decir: guardo mi producto y lo vendo en unos meses ¡no! Así que todo se paralizó. Yo opté por quedarme las corderas para reposición, pero el cordero había que venderlo a la fuerza.

-Hay quien cree que el cordero y el ternasco son caros…

-Si conoces cómo se alimentan y viven estos animales no piensas así. Por supuesto la carne de porcino o pollo salen más baratas, pero ¿se crían igual? ¿van al monte? Nuestros corderos ofrecen una carne muy natural y saludable.

-¿Cree que se conoce el cordero de Aragón?

-Aquí en la comunidad sí, y también se aprecia cada vez más por los de fuera. Antes del covid se estaba trabajando para que España pudiera exportar sus corderos a países árabes. El consumo de cordero se ha estancado en España y eso no aporta nada bueno al sector.

-Usted se dio de alta en 2018, ¿contenta?

-Sí. Además cuento con la experiencia de mi padre. Con los corderos nunca se deja de aprender, ni siquiera mi padre deja de aprender, me dice.

Recommended Posts

Escriba lo que desea buscar y pulse ENTER

Foto de archivo, rebaño ovino.