En Entrevistas

Cristina Marzo dejó Zaragoza y un trabajo fijo. Y se fue a Cubel, el municipio más alto de la provincia, con menos de 200 vecinos,  donde la nieve corta la carretera que les une a Calatayud y, sencillamente, no se limpia. En Cubel, la palabra «incomunicados» existe.

-Usted conoce bien la zona del Campo de Daroca porque nació en Mainar, pero hubo quien la tildó de  “loca y temeraria”, me ha dicho.

-La gente, sobre todo, me preguntaba si no me iba aburrir. Persiste esa mentalidad de que los pueblos son fantásticos, pero, ¡ojo!, sólo si vienes a pasar aquí un fin de semana o las vacaciones. Mi marido ha vivido aquí toda su vida, yo estaba en Zaragoza y tomamos esta decisión de optar por el pueblo.

-¿Se aburre?

-Para nada, soy madre, trabajo en las granjas… dispongo de poco tiempo para aburrirme.

-¿Por qué se decidió por la ganadería de porcino?

-En primer lugar, en Cubel no hay trabajo. Tampoco quería trasladarme y deseábamos hacer algo por nosotros mismos. Mi marido es agricultor y ganadero de porcino y también nuestras familias.  Así que me uní al negocio, nosotros gestionamos dos granjas de cebo de porcino, una en Cubel, de 790, y otra en Mainar, de 3.000 cerdos, y con la idea de ampliarla a 6.000.

Ahora que lo pienso…  en Cubel viven otras dos ganaderas, una de vacuno y otra de ovino y yo de porcino.

-¿Sirven estas ayudas a la incorporación de jóvenes a la agricultura para que las mujeres se queden a vivir en los pueblos?

Por una parte, creo que, si uno de verdad desea vivir en un pueblo, vive, a pesar de las incomodidades, de las carreteras…  Pero quedarse aquí exige desplazamientos, coche, pocos servicios… aunque Cubel mantiene la escuela y lo considero un verdadero lujo. Sin embargo, si nieva, la carretera que nos une a Calatayud no se limpia…¡no se limpia!

A los políticos se les llena la boca hablando de los pueblos porque queda bonito, pero no se lo toman en serio. Así que las ciudades ganan por comodidad.

Por otra parte, estas ayudas están muy bien, no lo niego. Pero tú debes adelantar el dinero y ¿si luego no te lo dan o llega muy tarde?

Si de verdad quieren ayudar, la administración debería adelantar parte del dinero, porque el desembolso es considerable. En agricultura y ganadería no se puede comenzar de cero.

-Se cuenta con apoyo o imposible comenzar en este negocio.

-Aquí se presenta otra circunstancia, la burocracia y el nivel de exigencia. Estoy de acuerdo con que se pida un determinado nivel de calidad y control, pero igual, cuando uno empieza, se podría ser más flexible. El exceso de rigidez ahoga a muchos emprendedores, porque se requiere una gran cantidad de recursos para comenzar a trabajar y hay que solventar muchas trabas y adecuarse a muchas normas.

¿Cómo les está afectando esta pandemia?

Lo vivimos con cierta inquietud al principio, pertenecemos a una integradora y  nuestro ciclo no ha variado. El sector responde.

El Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Aragón 2014-2020 representa la mejora de la productividad y de la competitividad del sistema agroalimentario como base de la economía y de la generación de empleo rural, la gestión sostenible de recursos naturales y la acción por el clima y el desarrollo territorial equilibrado.

Este proyecto de Incorporación de Jóvenes Agricultores, pertenece a la Medida 6, Submedida 6.1. El importe de la ayuda ha sido de 40.000 €. El presupuesto total de la Submedida para el período 2014/2020 es de 61,1 millones de €.

Recommended Posts

Escriba lo que desea buscar y pulse ENTER