En Entrevistas

Este va a ser el primer año de cosecha para Emma Collados, agricultora dedicada al almendro en Fabara (Bajo Aragón-Caspe). De sus 40 hectáreas,  20 dan fruto este 2020 después de unos intensos años, en los que se ha hecho cargo de la explotación que trabajaba su abuelo, adecuándola a los tiempos actuales.

-¿Así que iba a vender las tierras?

– Mi abuelo materno me decía a mí que me iba a dejar las tierras, yo le respondía que las vendería.

-Pero su madre no opinaba lo mismo.

-Ella me replicaba “con todo lo que ha trabajado tu abuelo, ¿de verdad las vas a vender?”. Así que, cuando mi abuelo falleció, tomé la decisión de hacerme cargo de ellas y continuar. Yo trabajaba en un centro de día de mayores y lo dejé para comenzar casi de cero, porque, aunque lo hayas vivido desde tu nacimiento en casa, toca aprender mucho y el esfuerzo está resultando brutal.

-Ha plantado árboles nuevos.

-Sólo he dejado unas seis hectáreas tal y como las cuidada mi abuelo, en secano. El resto todo nuevo. Los almendros de la variedad guara, además de instalar el riego por goteo. Disponíamos de la concesión de agua, pero no se había colocado el regadío. Y como el árbol necesita crecer… este año recogeré mi primera cosecha en la mitad de la explotación, unas 20 hectáreas.

-¿Qué época resulta la más exigente en las labores del almendro?

-De marzo a septiembre. No paras, siempre tienes algo en marcha: podas, arreglos de pinchazos en las aguas, abono… Aunque yo de abono pongo lo justo, no me gusta abusar.

Pero me puedo organizar y atender a mi familia,  sobre todo cuidar de mi abuela, que vive en casa y se encuentra encamada.

-¿Cómo valora este cambio de vida?

-La verdad, muy duro, porque la inversión ha resultado muy elevada. Ha supuesto un salto al vacío, me tiré a la piscina y se viven momentos muy complicados. Por otra parte, me he sentido muy arropada por mi familia, por todos ellos, además una prima mía se hizo agricultora profesional hace muchos años. Apoyo no me ha faltado y aunque estén las ayudas económicas de la administración… tu debes poner todo de tu parte, no son un regalo.

-Usted lleva su cosecha a la cooperativa de Caspe. ¿Cómo es la almendra de esta zona?

– De gran calidad y los agricultores nos esforzamos para que siga siendo así.

Recommended Posts

Escriba lo que desea buscar y pulse ENTER