En Entrevistas

 

Elena Catalán y Ion Romero llevan cinco años viviendo en Alborge, localidad de algo más de 100 habitantes situada en la comarca de la Ribera Baja del Ebro, cerca de Sástago. Ella-natural de Alborge -arrastró a Ion, su novio, quien confiesa que “si hace cinco años me hubieran dicho que mi vida iba a estar en un pueblo… no me lo hubiera creído”. Ion Romero nos cuenta su historia, una historia apoyada por los fondos LEADER.

-Una veterinaria y un ingeniero industrial de San Sebastián viviendo y desarrollando su actividad profesional desde Alborge.

-Elena, apenas dos años después de finalizar la carrera en Zaragoza, decidió regresar al pueblo. Estaba claro que había que crearse su propio puesto de trabajo y aprovechó la legislación de animales de compañía para dar el servicio de veterinario a domicilio con una unidad móvil.  Ahora, gracias a una ayuda del LEADER, gestionado por Cedemar, también abrirá una clínica en los bajos de nuestra casa.

-Pero tú, Ion, seguías en Zaragoza, de alquiler.

-Creía que el pueblo supondría algún tipo de involución ¡Nada más equivocado! En una ciudad hay más gente, pero estás más solo; aquí, menos habitantes, pero te encuentras más acompañado. En un pueblo se pierde algo de intimidad, pero compensa. Además, los  impuestos, la vivienda… resultan más baratos. En la Ribera Baja, disponemos de servicios, hay trabajo y si quiero ir a Zaragoza me cuesta 45 minutos.

-Y entonces, ¿por qué se abandonan los pueblos?

-El factor trabajo resulta crucial, pero en esta comarca observo que si uno quiere trabajar, trabaja y en estos momentos la situación de la covid 19 corre a favor del mundo rural.

En verdad, no sé los motivos de la despoblación, en el fondo deduzco que quien no vive en un pueblo es porque no quiere.

También reconozco que este cambio, de la ciudad al pueblo, obedece a una etapa de consolidación de tu vida, a un cambio donde prima formar una familia y para esto ¡mejor en un pueblo! y en uno con el que exista algún nexo de unión.

-Vosotros no habéis renunciado a vuestra formación universitaria.

-Nos consideramos afortunados. Cuando yo vivía en Zaragoza mis proyectos laborales se situaban en el Bajo Aragón por tanto, mudarme a Alforque, implicaba acortar distancias. Yo sigo trabajando como autónomo y ahora me encuentro en trámites para recibir una ayuda LEADER con la que poder adquirir material para mi trabajo.

El Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Aragón 2014-2020 representa la mejora de la productividad y de la competitividad del sistema agroalimentario como base de la economía y de la generación de empleo rural, la gestión sostenible de recursos naturales y la acción por el clima y el desarrollo territorial equilibrado.

Este proyecto de LEADER, pertenece a la Medida 19Submedida 19.2. El presupuesto total de la Medida 19 para el período 2014/2020 es de 77 millones de €.

Recommended Posts

Escriba lo que desea buscar y pulse ENTER