En Entrevistas

Bares (de presión), paso de nube, marco de riego, compromiso medioambiental, ahorro energético… son algunos de los conceptos que Luis Mene, técnico de la Comunidad de Regantes XI de Bardenas, conoce a la perfección. En la última temporada, con el ahorro de más de 185.000 litros de gasóleo, han evitado emitir a la atmósfera más de 480 Tm de CO2. La incorporación de la energía solar ha supuesto un importante compromiso ambiental en la mayor comunidad de regantes de las Bardenas. La optimización de los recursos permite a los agricultores de esta comunidad probar nuevos cultivos, como el pistacho, al que le faltan 3 años para empezar ser productivos.

Bienvenida la energía solar

Si. Para nosotros ha supuesto un cambio muy importante tanto en la mentalidad como en el funcionamiento. Cuando empecé a trabajar en la comunidad hace 19 años, llevábamos 300 años regando a pié por inundación. Desde entonces ha sido necesaria una evolución muy importante, que los comuneros aprendieran a manejar los programadores, a conocer las necesidades hídricas semanales de cada una de los cultivos…

La energía solar, ha supuesto un compromiso ambiental y un ahorro. Hemos pasado de consumir más de 180.000 litros de gasoleo para producir energía a solo mil de mantenimiento de los grupos electrógenos. Cada temporada ahorramos a la atmósfera casi 500 Tm. de CO2.

Pero hace falta algo más que energía solar para optimizar las producciones.

Sobre todo tecnología y análisis de los datos diarios que se producen en nuestra zona. Nuestro objetivo es obtener la máxima producción de la instalación solar. Aprovechar las condiciones climáticas. A diario se envían para analizar todos los datos de la monitorización de nuestro parque para poder conocer al milímetro la capacidad de producción de energía que tenemos y que varía dependiendo de los días nublados (paso de nube), la pluviometría. También vamos a convertir las placas en sensores porque es muy importante la temperatura y la pérdida de potencia. Es un campo fotovoltaico a la última.

Cuando se ha llegado a este nivel tecnológico, ¿quedan retos?

Siempre. En este momento estamos estudiando las posibilidades de regar con menos presión. Desde hace 10 años, estamos haciendo ensayos en una parcela experimental en riego por aspersión con 1.8 kg. Con esa presión conseguimos regar en un marco de 15×15 con una uniformidad del 85%. Eso va a suponer un importante ahorro de energía. Pasar zonas de presión elevada a la presión natural nos permitirá tener que bombear menos agua.

A través del Programa de Desarrollo Rural, se han destinado ayudas para sustituir el suministro de energía eléctrica a la estación de bombeo, actualmente generada por grupos electrógenos, por  energía eléctrica cuyo origen es la energía solar fotovoltaica.

La estación de bombeo se utiliza para suministrar agua para riego por gravedad desde la acequia de Sora hasta una balsa situada a una cota absoluta de 468,15 m. El proyecto incluye la instalación fotovoltaica aislada, sin baterías, de 738,40 kwp, ubicada en la parcela anexa a la estación de bombeo, con el objetivo de suministrar el 100% de la energía necesaria para el riego del sector XIV. La instalación permite el riego de 2.514 Ha. pertenecientes a 168 beneficiarios.

Este proyecto de Modernización de Regadíos, pertenece a la Medida 4Submedida 3, Operación 4.3.C «Modernización integral de regadíos». El importe de la ayuda ha sido de 322.114,13 € sobre una inversión de 644.228,26 €. El presupuesto total de la Medida 4 Submedida 3 para el período 2014/2020 es de 56,04 millones de €.

El Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Aragón 2014-2020 representa la mejora de la productividad y de la competitividad del sistema agroalimentario como base de la economía y de la generación de empleo rural, la gestión sostenible de recursos naturales y la acción por el clima y el desarrollo territorial equilibrado.

 

Recommended Posts

Escriba lo que desea buscar y pulse ENTER