En Reportajes

«Si no invirtiera, no podría llamarme empresario». La frase, de Carlos Conte, podría atribuirse a cualquier emprendedor del medio rural. El Programa de Desarrollo Rural de Aragón ha conseguido, a través de sus distintas medidas, dinamizar los recursos económico y –lo más importante– construir una visión de futuro a medio plazo en una sociedad en pleno cambio.

Durante el año 2020, la pandemia de Covid ha puesto a prueba nuestros sistema productivo y aun más, la capacidad del mundo rural de sobrevivir. A estas alturas, no cabe la menor duda de que el Programa de Desarrollo Rural, con una perspectiva en el medio plazo (2015-2020) ha hecho posible convertir la actitud de sus emprendedores y las políticas de ayudas públicas en fortalezas que han permitido al mundo rural aragonés, no solo sobrevivir, sino posicionarse.

Como ya comentamos, el mundo rural no sabe de milagros, sino de trabajo, esfuerzo y equilibrio en su relación con la naturaleza. Todo gracias a una regla económica sencilla a través de impulsar y favorecer la iniciativa de las personas, los proyectos generan riquezas en los territorios.

La iniciativa privada que ha recibido las ayudas del Programa de Desarrollo Rural de Aragón, ha generado hasta diciembre de 2020 un total de 1.642,9 millones de euros de inversión. Inversión que ayudado a su vez al funcionamiento de otras empresas y proyectos, que han crecido de forma indirecta.

En el mapa de las inversión privada en Aragón a través de las ayudas del PDR, seis comarcas aglutinan más del 50% de las inversiones. Bajo Cinca, Zaragoza, Los Monegros, Valdejalón, Cinco Villas y La Litera. En casi todas ellas gracias a proyectos de transformación a través de la inversión en agroindustria.

Geográficamente, el mapa nos ayuda a ver claramente  un gran cinturón central que conecta  el eje del Ebro con Cataluña y a su vez con Navarra y Madrid. El desarrollo rural se apoya también en los grandes ejes de comunicación, que son los que condicionan en muchas ocasiones las inversiones generadoras de importantes puestos de trabajo.

Las principales medidas dentro del PDR generadoras de inversión privada son: Modernización de explotaciones con 90,6 millones de euros (5,52%); Agroindustria con 720 millones de euros (43,88%); Regadíos con 241,2 millones de euros (14,68%); Incorporación de Jóvenes con 183,7 millones de euros (11,18%) y LEADER con 127 millones de euros (7,73%). En estas medidas se produce casi el 80% de la inversión privada generada por el Programa de Desarrollo Rural de Aragón.

Recommended Posts

Escriba lo que desea buscar y pulse ENTER